Programa de Educación Sexual Integral


Coordinadora: Lic. Marisa Fernández
Destinatarios: todos los niveles y modalidades del sistema educativo
Breve reseña del Programa

A través de la Ley Nacional Nº 26.150 sancionada por el Congreso de la Nación en el año 2006, se creó el Programa Nacional de Educación Sexual Integral (ESI) estableciendo que todos/as los/as educandos/as tienen derecho a recibir Educación Sexual Integral en todos los establecimientos públicos, de gestión estatal y privada.

La provincia de Río Negro adhirió a dicho programa a través de la Ley Provincial Nº 4339. Y a través de la Ley Orgánica de Educación Nº 4819, específicamente se expresa:

Artículo 99.- La Educación Sexual Integral con perspectiva de género se desarrolla conforme a lo dispuesto por la Ley Nacional N° 26150 la cual garantiza el derecho de los niños, niñas, adolescentes y jóvenes a recibir Educación Sexual Integral desde la primera infancia, a lo largo de todos los niveles y modalidades del sistema educativo, en todos los establecimientos educativos de la provincia, estatales y no estatales, abarcando los aspectos biológicos, psicológicos, sociales, afectivos y éticos.

Artículo 100.- El Consejo Provincial de Educación desarrolla instancias de enseñanza en los niveles, modalidades y establecimientos contemplados en el artículo anterior de acuerdo a los Lineamientos Curriculares, aprobados y acordados en el Consejo Federal de Educación conforme a la implementación de la Ley Nacional Nº 26150 y la Ley Provincial Nº 4339 que obliga la necesaria incorporación de estos contenidos en los currículos provinciales de todos los niveles y modalidades.

La ESI considera a la sexualidad en el sentido amplio del término: conformándose sobre cinco pilares:

  • Ejercer nuestros Derechos
  • Cuidar el cuerpo y la salud.
  • Reconocer la perspectiva de género.
  • Respetar la Diversidad.
  • Valorar la afectividad.

 

ESI EN EL JARDÍN ABORDA:
  • Reconocimiento y expresión de los sentimientos y las emociones. Oportunidad de sentir, expresar y comunicar ideas, emociones y sentimientos en experiencias cotidianas de carácter individual-social: “lo que me pasa”  en “inter-relación” con otros (pares y/o adultos) como experiencias democráticas y participativas desde la primera infancia.
  • Respeto por las distintas formas de organización familiar. Reconocimiento y valoración de diversas formas de ser y organizar las familias, los grupos sociales, sus formas de ver y entender la vida, la sociedad para generar conocimiento y respeto por la diversidad.
  • Reconocimiento de las partes del cuerpo humano y palabras adecuadas para nombrarlos. Reconocimiento, aceptación y confianza sobre el propio cuerpo, fomentando el cuidado, el respeto desde el sí mismo y por los otros llevando al reconocimiento de diversas formas de ser, de vivir ese cuerpo y su constitución
  • Gestación y nacimiento. Acompañamiento a niños/as en el conocimiento (desde aportes básicos) de cómo venimos al mundo, poder reconocer los momentos de gestación, nacimiento, la llegada de hermanos, entre otros momentos importantes de la vida. Reconociendo el cuidado del cuerpo y acompañando en la constitución de su identidad sexuada.
  • Poder decir NO cuando un contacto físico con otra persona molesta, incomoda o confunde. Que los niños/as puedan identificar cuándo los contactos físicos o las personas que quedan a su cuidado los ponen en situaciones incómodas, valorando el cuidado de sí mismos y en relaciones con los demás.
  • Pedir ayuda: Que los niños/as puedan generar lazos de confianza que les permitan aprender sobre la sexualidad, sus cuidados y sobre todo que pueden contar con adultos en quienes confiar para pedir ayuda.

 

ESI  EN PRIMARIA ABORDA:
  • Roles sociales de mujeres y varones en la historia. Para que desde pequeños puedan identificar las luchas y movimientos sociales que fueron necesarios para comenzar a hablar de igualdad de derechos.
  • Diferencias biológicas entre varones y mujeres. Propiciar conocimientos responsables sobre la anatomía corporal de cada uno/a. Conociendo y reconociendo las diferentes partes del cuerpo y propiciar el respeto por la intimidad propia y ajena.
  • Mirada integral de la reproducción humana: biológica, afectiva, psicológica y social. La escuela como lugar primordial donde compartir conocimientos socialmente significativos y científicos.
  • Prejuicios y actitudes discriminatorias. Fortalecer las relaciones interpersonales (entre pares, con los docentes, directivos y familia) para que cada uno pueda respetar los derechos de salud, identidad, no discriminación y buen trato. A fin de que cada sujeto pueda vivir la sexualidad sin ser discriminados/as por ningún motivo.
  • Derechos vulnerados, como abuso o violencia sexual. Desde la Educación sexual Integral se prioriza el ejercicio de los derechos de niñas/os y adolescentes, el cuidado del cuerpo y la salud tanto física como psíquica y emocional. Acompañando su crecimiento y el resguardo de su integridad.
  • Modelos corporales de los medios y de la publicidad. Desmitificar lo que los medios de comunicación muestran como imágenes o modelos a seguir, generando un análisis crítico de los mensajes cotidianos sobre sexualidad que se venden en los medios de comunicación.

 

ESI EN LA SECUNDARIA ABORDA:
  • Enfermedades de transmisión sexual. Tomar conocimiento de cuáles son, cómo se transmiten y cómo evitarlas. Para poder ejercer una sexualidad plena que respete el cuidado del cuerpo.
  • Derechos vulnerados: acoso, abuso y violencia sexual, maltratos, explotación sexual y trata de personas. Reconocimiento de los derechos, ejercicio de los mismos y cómo enfrentar situaciones de vulneración de algún tipo de derecho.
  • Métodos anticonceptivos y de regulación de la fecundidad. Conocer cuáles son y los alcances que tienen. Poder prevenir embarazos no deseados.
  • Primera relación sexual, el decir “no” frente a la presión de los pares y de los medios. Poder ejercer una sexualidad libre de imposiciones y tomar decisiones plenas.
  • Construcción social e histórica del ideal de belleza corporal. Reflexionar críticamente sobre los estereotipos de belleza impuestos por los medios de comunicación  y el sistema capitalista.
  • Respeto por las diferentes maneras de ser mujer o varón. Poder analizar las formas de femineidad y masculinidad como construcciones sociales y asunciones subjetivas, en las diferentes tramas culturales.
  • Violencia de género en la adolescencia. Poder identificar los signos de violencia, verbal, física, económica, psicológica, entre otras. Generando una actitud crítica ante las mismas.
  • Ampliando la mirada hacia lo que ha sido el lugar de la mujer y del varón a lo largo de la historia, para dejar de lado los prejuicios y los mitos.
  • En la implementación de este Programa se trabaja articuladamente con las diferentes Direcciones de nivel y sus modalidades.