Opinión

EL MUNDIAL DE FÚTBOL ES UNA OPORTUNIDAD PARA APRENDER EN LA ESCUELA, TODOS JUNTOS

Por la ministra de Educación y Derechos Humanos de Río Negro, licenciada Mónica Silva

EL MUNDIAL DE FÚTBOL ES UNA OPORTUNIDAD PARA APRENDER EN LA ESCUELA, TODOS JUNTOS

¿Debe la escuela rionegrina proponer objetos de estudio provenientes de las realidades sociales del tiempo presente?

Las escuelas rionegrinas siempre tienen las puertas abiertas a la realidad; cuando no es así, la realidad siempre busca la manera de ingresar, de filtrarse a nuestras aulas, incluso utilizando alguna ventana siempre entreabierta.

¿Cómo suponer una escuela que no aborde, que no proponga un trabajo pedagógico y problematizador a las coyunturas sociales de estos tiempos?

Así, traer a las aulas el presente, la realidad observada y colocarla en el lugar de objeto de análisis, trabajo e indagación con los/as estudiantes es una práctica cotidiana, normal y esperable para nosotros.

Un hecho que trasciende lo deportivo y que influye en lo político, económico y cultural de las sociedades como es el Campeonato Mundial de Fútbol es una oportunidad para aprender en la escuela, todos juntos; toda la comunidad educativa buscará la manera de abordarlo con responsabilidad pedagógica.

Un evento deportivo tan trascendente para nuestra cultura jamás será ignorado en las escuelas por quienes ejercen la coordinación del acto de enseñar; siempre legitimados por la información y la actualización permanente.

En este sentido, la escuela y el sistema deben acompañar a los y las estudiantes cuando hablan del tema; y más cuando sabemos que los ocupará cada día de estos 31 que se avecinan.

Inclusive, dejar pasar este tipo de oportunidades para transformarlas en objetos de estudio es una picardía. Estas instancias suelen despertar un marcado interés que no sabe de edades ni sectores sociales. Acompañar el desarrollo de la competencia y sacarle el máximo provecho posible con creatividad y la participación conjunta de docentes y estudiantes es de nuestro máximo interés.

El Mundial de 1978 y la Dictadura Cívico-Militar, el de 1982 y la Guerra de Malvinas, el de 1990 y un nuevo Orden Mundial y por qué no Rusia 2018 y los conflictos bélicos en Medio Oriente son temas disparadores. La participación de los jugadores y el mismo evento para las jugadoras, la participación de los y las periodistas que cubren el campeonato, la brecha salarial entre participantes, la desigualdad de género en el fútbol pueden ser iniciativas abordadas con la misma pasión que se debate una jugada polémica o se festeja la victoria de nuestra Selección.

Seguramente, nuestros equipos Docentes y Directivos de cada institución promoverán actividades curriculares y extracurriculares que aprovecharán el manifiesto interés por el Mundial de Rusia 2018. La escuela siempre dirá presente en los temas que movilizan a nuestros estudiantes y sus familias.