SILVA: "NO VAMOS A SER INDIFERENTES A QUE NO HUBO CLASES DURANTE 9 DÍAS"

La ministra de Educación y Derechos Humanos, Mónica Silva, sostuvo que el Gobierno Provincial no será "indiferente a que no hubo clases durante 9 días" y ratificó la decisión de realizar los descuentos salariales a los docentes que adhirieron a los paros definidos por el gremio UnTER.

SILVA:

Luego de la reunión paritaria de ayer, en la que el sector sindical condicionó la aceptación del aumento salarial del 21% ofrecido por el Gobierno a que no se descuente ningún día de paro, la titular de la cartera educativa afirmó que el Poder Ejecutivo se mantendrá "inflexible en la determinación de avanzar" en ese sentido, como ya lo adelantara el propio Gobernador, Alberto Weretilneck.

"No vamos a ser indiferentes a que no hubo clases durante 9 días, esto tiene que tener consecuencias. El paro no puede quedar como si no hubiese existido y no es motivo de la negociación salarial", subrayó la funcionaria.

Recordó que en la paritaria de este jueves en la Secretaría de Trabajo "íbamos a tratar la propuesta salarial que habíamos presentado, un aumento muy importante del 21%, empezando con un 12% en marzo".

La titular de Educación remarcó, además, que en ese contexto "también teníamos la disposición de negociar tramos de la grilla salarial que el gremio había objetado, para corregirlos y dejarlos a un criterio común de ambas partes. Esperábamos, asimismo, que se nos planteara el acortamiento del tramo de septiembre".

A pesar de la expectativa, Silva describió que "en vez de plantearnos esto como una negociación salarial en beneficio del conjunto de los docentes, nos plantearon el no descuento de los días de paro".

Al analizar la postura de UnTER, la ministra afirmó que "cómo Gobierno, tenemos una posición totalmente respecto al descuento de los días de paro. Esto ya fue expresado por el Gobernador en todo momento. Esa posición es la de no ser indiferentes a la situación que los chicos de Río Negro no tuvieron 9 días de clase, 6 en marzo y 3 en abril".

En sus declaraciones a medios de prensa, Silva planteó que la medida de fuerza gremial fue realizada en base a una demanda hacia el Gobierno Nacional.

"Un paro que fue realizado para que exista una paritaria nacional, ni siquiera hecho a la Provincia de Río Negro, porque ya se había dado la posibilidad de esa instancia.

Empezamos el 3 de marzo, nos reunimos todos los lunes de ese mes en negociaciones paritarias, hasta que finalmente pudimos ofrecer un 21%, con un gran esfuerzo por parte de la Provincia", detalló.

Al ser consultada por un posible reinicio de medidas de fuerza por parte de UnTER, la ministra consideró que avanzar con esa alternativa gremial en detrimento de aceptar el aumento salarial propuesto "no sería una cuestión inteligente".

"Creo que no es una cuestión inteligente tomar medidas de fuerza y desechar un aumento tan importante como el que estamos dando. Si uno mira alrededor, se da cuenta que, a todas luces, este ofrecimiento salarial es muy contundente, porque atiende diferentes aspectos del salario docente y con mucha puntualidad el nomenclador salarial, jerarquiza los cargos de Dirección. Un docente que ejerce la Dirección en una escuela de jornada completa va a cobrar $ 41.000; un supervisor, $ 51.000. No aceptarlo, ante la situación de no querer hacerse responsables de la protesta, es en perjuicio del conjunto docente", concluyó.